La Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía, LANDALUZ, ve con preocupación la situación que se está atravesando motivado por la huelga de transportistas, lo que no está permitiendo un normal desarrollo de la actividad de la industria agroalimentaria, comprometiendo de esta forma el normal abastecimiento del sector comercial.

Cuatro días después del inicio de la huelga, la situación de algunas empresas comienza a ser insostenible, ya que al hecho de no poder abastecer con regularidad a sus distribuidores se suma el encarecimiento de materias primas, la crisis energética y la guerra de Ucrania. Este contexto lleva al planteamiento de que, si este conflicto continúa, se planteen cierres temporales de las plantas productivas, generando un importante impacto económico en uno de los principales sectores económicos de Andalucía.

En la actualidad, se están acumulando una gran cantidad de productos y alimentos en los almacenes de las empresas, lo que está llevando a una saturación del espacio, impidiendo de esta forma mantener la actividad normal de las mismas.

camiones

Por este motivo, desde LANDALUZ se insta a las Administraciones Públicas a alcanzar soluciones urgentes que permitan una vuelta a la normalidad de la actividad lo más rápido posible, ya que esta limitación en la circulación de mercancía no sólo afecta a las empresas, sino que en un muy corto espacio de tiempo también afectará a los consumidores.

Además, durante esta semana, se han registrado multitud de casos que están impidiendo la actividad empresarial voluntaria en el transporte de mercancías, por lo que desde la asociación se hace un llamamiento a la responsabilidad tanto de los manifestantes, para que dejen desarrollar su actividad en libertad a quienes así lo deseen y a los servicios públicos para que garanticen esta libertad de movimiento.

 

Sin comentarios

Comments are closed.