Los quesos andaluces son unos de los mayores tesoros que tenemos en Andalucía y se pueden degustar prácticamente en cualquier punto del mundo. En cada trozo, podemos distinguir la variedad de la gastronomía que existe en Andalucía, podemos disfrutar de los aromas y el sabor a campo y tomillo, algunos hasta picantes, cremosos, grasos, en aceite de oliva. Pero todos tienen algo en común, la calidad que proviene de los productos andaluces.

 

Podemos decir que gracias a la calidad de la leche, se realizan diferentes tipos de quesos que se elaboran a lo largo de toda la geografía andaluza con una calidad suprema. El sector quesero andaluz está desarrollando iniciativas destinadas a obtener distintivos de calidad que los puedan favorecer en los mercados y que ofrezca a los consumidores identificadores de confianza a la hora de seleccionar los quesos elaborados en Andalucía. 

 

Calidad directa a nuestros hogares

 

Andalucía es la principal región productora de leche de cabra de España, los ganaderos están repartidos por toda la serranía de Andalucía, donde se encuentran ubicadas la mayoría de las 80 queserías artesanales existentes. También son destacables la cantidad de actividades que se organizan en todo el territorio para mostrar este interesante mundo del queso. Las actividades más organizadas son: visitas a queserías, talleres de elaboración artesanal de quesos, catas y degustaciones.

 

Existen diferentes razas autóctonas de quesos en Andalucía, tenemos de procedencia caprina las razas: Malagueña, Blanca Andaluza, Florida, Murciano-Granadina, Negra Serrana y Payota, también existen las de procedencia ovina: Segureña y Merina.

quesos andaluces

Quesos únicos de Andalucía

 

Además de las razas autóctonas ya mencionadas, también cabe destacar quesos como: 

 

  1. El queso payoyo, su procedencia es gaditana, y su nombre proviene de las cabras payoyas, tiene una tradición antigua y es elaborado de forma artesanal en la Sierra de Cádiz, es un queso poco graso con un sabor mezclado entre ácido y dulce con un pequeño toque salado.
  2. El queso de Aracena, también destaca por su calidad, es elaborado con leche cruda de cabra blanca donde se crían en la Serranía de Huelva. Producen una leche grasa y aromática. Se conoce popularmente como queso “sudado” o añejo, su maduración suele ser de unos dos meses en ambientes húmedos. Tiene aromas con toques de setas, pasto y su sabor es algo ácido con un toque dulzón, conforme su maduración sea mayor su sabor picante se incrementa.
  3. En la comarca de Guadix y Baza se encuentra el queso de Calahorra, Granada, se elabora con leche de las razas Segureña y Montesina que puede mezclarse con cabra. Es un queso graso y cremoso, mucho más seco en los curados. Su aroma es a granos de frutos secos, mientras que su sabor es un poco salado y levemente picante en los semicurados y algo picante en los curados.
  4. Los quesos de Málaga o rondeños, un producto elaborado con leche pura de cabra procedente de explotaciones de la provincia de Málaga, donde se encuentran más de 20 queserías tradicionales. Entre los quesos de Málaga o Rondeño hay una gran diversidad según la curación o tratamiento que se le da a la leche: frescos, semicurados y curados; en AOVE, con pimentón o romero, al Pedro Ximénez… Normalmente tienen la corteza natural, con tan sólo un 30% de materia grasa. La marca de quesos Argudo está ubicada en Campillos, Málaga y dispone de una variedad exquisita de quesos de leche de cabra.
  5. Los famosos quesos de la Alpujarra son quesos de cabra elaborados con leche procedente de las razas blanca andaluza, malagueña, murciano-granadina y serrana. La elaboración del queso fresco tiene una firmeza blanda que pasa a ser media en los curados. Resulta ser un queso graso por ser la leche de cabra de la zona alta en grasa y de gran densidad debido a los pastos de la zona. Son quesos muy correctos en la sal, con sabores dulces y ácidos.
  6. Sierra Morena nos trae verdaderos tesoros, desde las provincias de Córdoba, Huelva, Jaén y Sevilla nos presenta un queso de cabra espectacular. Se elabora desde muy antiguo en cortijos y explotaciones de la zona y principalmente se consume fresco o incluso conservado en aceite de oliva. Es un queso de consistencia más bien firme poco graso y nada cremoso. Apenas resulta ácido y sabe algo dulce y ligeramente salado, resultando refrescante en el gusto.
  7. El queso de Grazalema produce unos excelentes pastos en invierno y primavera debido a la altitud de la zona y además de las abundantes lluvias, que son la base de la alimentación del ganado caprino (raza Payoya) y ovino autóctono (Merina grazalemeña), que se ve reflejado directamente en la calidad de la leche. En boca, resulta firme en los tiernos y mucho más firme en los añejos, desmenuzable. Es un queso ligeramente ácido y correcto de sal, a veces dulce en los muy curados y picante en los semicurados, algo que se acentúa en los añejos.

 

Por último, uno de los quesos con más sabor y potencia son los quesos de la sierra de los Pedroches en Córdoba, se produce en el noroeste de la provincia y se elabora con leche de oveja merina. Su caracterización fundamental es la firmeza media del queso, de sabor algo ácido y un poco salado que puede ir de ligeramente picante a picante dependiendo de su curación. En quesos Fuente la Sierra, realizan sus quesos en esta comarca donde nacen verdaderas maravillas de quesos.

quesos de andalucia

El mundo del queso siempre ha estado ligado con Andalucía, donde continúa creciendo y expandiéndose, llegando cada vez más a todo el territorio nacional, incluso al extranjero, así pudiendo alcanzar más hogares la etiqueta de quesos de Andalucía por el mundo entero.

Andalucía está a la cabeza de la elaboración de quesos de la mejor calidad, contando con marcas como COVAP y las ya mencionadas anteriormente, quesos Argudo y quesos Fuente la Sierra.

Sin comentarios

Comments are closed.