Carmen Crespo, consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, y Álvaro Guillén, presidente de LANDALUZ, impulsan la colaboración público-privada para afrontar retos del sector como sequía, la tensión de precios y el impacto de la guerra de Ucrania.

El 2 de marzo tuvo lugar la reunión de la junta directiva de LANDALUZ en la Hacienda de Quinto. El acto fue clausurado por la consejera Carmen Crespo quien, además, renueva convenio de colaboración junto a la asociación con el fin de promover la visibilidad de los productos de Andalucía.

La firma de este protocolo marco se verá reflejada en la participación en promociones en puntos de venta, en las ferias, jornadas y certámenes agroalimentarios y la promoción de la marca «Gusto del Sur».

 

El acuerdo cuenta con una vigencia inicial de cuatro años. La consejería destacó que este convenio va a permitir afianzar esta apuesta conjunta por subrayar la calidad de los productos de la comunidad.

La consejera Crespo ha abordado el contexto actual en el que se encuentra Andalucía y España, y concretado los sucesos que afectan directamente al sector agroalimentario, como son la sequía, el incremento de los costes de producción y los efectos de la guerra en Ucrania.

Por su parte, el presidente de Landaluz también ha destacado la importancia de la colaboración público privada que la renovación de este convenio marco supone y que se ha venido desarrollando durante los últimos 30 años entre Landaluz y la Consejería de Agricultura. Este protocolo pone en valor el peso de la asociación como entidad representativa de la agroindustria andaluza y su papel vertebrador y de defensa de un sector clave para la economía de nuestra región.

 

 

 

 

Sin comentarios

Comments are closed.