La seguridad alimentaria entendida como procedimientos de control implantados y actualizados , equipos competentes de trabajo y asignación presupuestaria de acuerdo a las necesidades particulares de cada actividad y objetivos estratégicos, aporta un gran valor al crecimiento de la empresa de alimentación.

En algún momento todos hemos visto o leído noticias sobre fraudes alimentarios (que es delito, siendo el mas común el de información falsa al consumidor) y alertas sanitarias de mayor o menor gravedad relacionada con la alimentación. Algunas de estas noticias aparecen en la televisión en la sección de sucesos. Otras se hacen virales en las redes sociales.

seguridad alimentaria

Frente a esto, podemos estar seguros de tres cosas: la empresa no se va a recuperar de el daño a su reputación y a su cuenta de resultados que estos hechos y noticias generan, no gestiona bien su seguridad alimentaria, y estas son situaciones evitables.

La falta de una correcta seguridad alimentaria es garantía de fracaso del proyecto alimentario: tarde o temprano se comenten errores de graves consecuencias.

Por otro lado, la seguridad alimentaria bien gestionada es garantía de crecimiento y es importante darle el valor que se merece.

La seguridad alimentaria es el cumplimiento de la normativa vigente, son procedimientos de control exhaustivo integrados en la operativa diaria, es higiene, buenas prácticas, análisis continuo de los peligros posibles y puntos críticos en la cadena de suministro, y su resolución. El éxito depende, fundamentalmente , de un equipo de trabajo cualificado y con experiencia y una correcta dotación presupuestaria.

Durante la peor época de la pandemia, pudimos comprobar como el sector de la alimentación de España pudo agrandar el ancho camino internacional por el que transita gracias a , en palabras de Maurio García de Quevedo, Director General de la FIAB , “la gran oportunidad en reputación y prestigio que supone tener la mejor seguridad alimentaria del mundo” (Conferencia en el IESE Business School, junio 2020).

Tenemos ante nosotros el reto de seguir haciendo camino para muchas otras empresas que no han iniciado su aventura internacional, y la mejor manera es garantizar la seguridad de nuestros alimentos.

Estamos alineados con el objetivo de LANDALUZ de reivindicar la mejor industria alimentaria de España, la Andaluza, y desde esta tribuna nos gustaría reclamar además una mayor atención hacia el trabajo de todos los buenos profesionales de la seguridad alimentaria, algunas veces no lo suficientemente valorados, para la consecución de los grandes objetivos estratégicos de la empresa de alimentación.

Por ello nos sumamos a la petición que escuchamos de boca de D. Ignacio Osborne en el IV Congreso Agroalimentario de Andalucia, cuando pedía analizar antes la calidad frente a su precio; Calidad del producto, y Calidad del servicio prestado.

Y reivindicamos la seguridad alimentaria como garantía de crecimiento de la empresa alimentaria.

seguridad alimentaria

Joaquín Blanco Cárdenas
Socio Fundador de Brétema Seguridad Alimentaria

seguridad alimentaria

Sin comentarios

Comments are closed.