La primera ocasión en la que se presentó uno de nuestros vinagres Balsámicos al Pedro Ximénez fue durante la feria de Anuga en Colonia, Alemania celebrada en 1997, antes incluso de que existiese la Denominación de Origen Vinagres de Montilla-Moriles. El lanzamiento de ese vinagre costó varios años de trabajo e investigación y un cambio de mentalidad importante, ya que suponía romper con la tradición dominante en España hasta ese momento en cuanto a cómo debían ser los vinagres de vino de alta calidad.

Desde entonces hemos seguido investigando e innovando en la producción de la gama de vinagres de Único, y en la actualidad nos agrada haber visto reconocido nuestro esfuerzo, trabajo y dedicación después de tantos años, con el premio que ha concedido el panel de expertos de VINAVIN a la misma calidad a la que hoy  denominamos.

Sin comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.