2020 en el sector agroalimentario: “un año en datos”

2020 ha sido un año lleno de cambios, marcado por la incertidumbre. Hemos pasado por una serie de transformaciones en nuestros hábitos y rutinas que han influido directamente en nuestro consumo. Todos nos hemos visto obligados a adaptarnos a estos nuevos escenarios, y el sector agroalimentario andaluz no iba a ser menos, por ello, hoy, en LANDALUZ, Asociación Empresarial Alimentos en Andalucía, te traemos un resumen de este año en datos. 

Hemos podido comprobar que el sector de la agroalimentación es esencial. Durante la pandemia ocasionada por la COVID-19, quedó de manifiesto la gran importancia de este sector, motor de nuestra economía.

sector agroalimentario

Es por ello que todas las empresas relacionadas tuvieron que adaptarse, a pasos agigantados, a la nueva situación, ofreciendo respuestas rápidas al consumidor asegurando las máximas garantías de seguridad y calidad durante todo el proceso.

 

Exportaciones al alza

Durante los siete primeros meses, las exportaciones agroalimentarias en nuestra comunidad alcanzaron los 7.225 millones de euros, lo cual ha supuesto el mejor registro histórico en este periodo desde que existen datos. 

Y es que Andalucía ha acaparado casi uno de cada cuatro euros de las ventas españolas al exterior, lo cual supone el 23,1% de estas y unos 31.215 millones, siendo la líder de exportaciones tanto de alimentos, como de bebidas en España.

Esto ha sido posible gracias a la intensa capacidad de trabajo por parte del sector ante la crisis provocada por la pandemia, pues las empresas agroalimentarias andaluzas han llegado a los mercados internacionales debido a la oferta basada en la calidad e innovación, evitando muchas de las dificultades condicionadas por estos nuevos cambios. 

Cabe remarcar que Andalucía vende al exterior casi el triple de aquellos alimentos y bebidas que compra al mundo. Algo que la coloca en los primeros puestos como región exportadora. 

 

Nuestras provincias productoras, en números

Cabe destacar que Almería, Málaga y Granada han sido las provincias que más han crecido durante este periodo en cuanto a las producciones hortofrutícolas. En cambio, Córdoba, Jaén o Sevilla, han sufrido una bajada en sus ventas, siendo perjudicadas por la crisis de precios referente al mercado del aceite de oliva.

Almería sigue siendo la líder de las provincias andaluzas, destacada por sus exportaciones agroalimentarias, con 2.085 millones de euros vendidos entre los siete primeros meses del año. 

Le sigue Sevilla, con 1.534 millones y Huelva con 1.125 millones. Jaén ha sido la más golpeada, sufriendo una caída del 7,7% ocasionado por la crisis de precios del aceite.

 

La diversificación geográfica

Europa sigue siendo el principal destino de la producción agroalimentaria andaluza. Aunque debemos destacar tres continentes en los que no se ha dejado de crecer: Asia, África y Oceanía, ampliando de esta forma la posición internacional de los productos andaluces. China es el mercado que más ha subido con un 31% más. Aunque las exportaciones andaluzas se han colado en el puesto 17 de Australia, con una subida del 24,4%.

Si nos centramos en el continente europeo, Alemania continúa como primer mercado y con la tendencia en alza. Seguida de Francia y Reino Unido. En cambio en Italia y Países Bajos nos hemos encontrado con una bajada del 27,3% y del 1,5% respectivamente.

 

El sabor andaluz ¡en todo el mundo!

No cabe duda de que las frutas y hortalizas siguen siendo las protagonistas de las exportaciones, pues acaparan cerca del 65% de estas. 

En cambio, el sector del aceite de oliva ha sido el más gravemente perjudicado, siendo la producción más afectada por la caída de los precios desde que se tiene constancia. Esto ha sido provocado por las nuevas condiciones del mercado por parte de EEUU por su nueva política de aranceles y el efecto del almacenamiento privado que fue aprobado por la Comisión Europea. Un gran golpe para las ventas de las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén, las cuales, respectivamente, han caído un 15,5%, 27,7% y 33,7% en sus producciones oleícolas.

Por último, la producción de cárnicas y pesca ha ascendido también en Andalucía, creciendo en torno al 20% en ambos sectores. 

Por lo tanto, podemos concluir que, a pesar de haber sido un año negativo en múltiples sectores, las marcas y empresas agroalimentarias andaluzas han sido un claro ejemplo de buena adaptación en un espacio temporal corto, lo cual, ha permitido conseguir un aumento notorio en sus exportaciones, colocándose como líder en múltiples sectores.

En LANDALUZ, Asociación empresarial Alimentos de Andalucía, continuaremos asesorando y apoyando a las empresas del sector agroalimentario andaluz, tan necesarias y precisas en el tejido de nuestra sociedad y economía, siendo ejes fundamentales.

 

Quiero más información sobre LANDALUZ

Sin comentarios

Comments are closed.