Las nuevas medidas proteccionistas que se han anunciado desde Estados Unidos topan con los productos andaluces. Las exportaciones de productos andaluces al mercado estadounidense son uno de nuestros principales sustentos, siendo dicho mercado el sexto de importancia a nivel global para nuestro tejido empresarial. Por eso, desde LANDALUZ, Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía, queremos que conozcas la actualidad que afecta a nuestra economía y a nuestro sector agroalimentario. 

Los aranceles anunciados que Donald Trump ha planteado imponer a uno de los principales productos en los que se basa nuestra economía hace temblar el sector agroalimentario andaluz. El aceite de oliva se enfrenta a estos aranceles cara a cara, y sería el gran perjudicado de nuestra economía, suponiendo unas pérdidas de 425 millones de euros.

 

¿En qué consisten estos aranceles?

Un arancel es un impuesto especial que se aplica a un producto importado de otro país. Las empresas que compran estos productos son las que se harían cargo de pagar este impuesto. Por ello, el importador podría decidir encarecer el precio de los productos, lo que supondría previsiblemente una pérdida de ventas, o directamente optar por otro producto más barato. 

Una vez entendido el concepto general de arancel, ¿por qué estos nuevos aranceles estadounidenses sobre productos españoles? El conflicto nace hace unos años, cuando Alemania, Francia, Reino Unido y España dieron ayudas ilegales a la compañía aérea Airbus perjudicando a su competencia norteamericana Boeing.

El gobierno estadounidense denunció esta situación frente a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Así, la OMC le dio la razón a EEUU y le permitió imponer aranceles por el valor equivalente al daño que sufrió la industria aeronáutica norteamericana, lo que es igual a 7.500 millones de dólares (6.900 millones de euros). Sólo las exportaciones estadounidenses de estos países son las que se verían afectadas.

 

¿En qué consisten estos aranceles?

Un arancel es un impuesto especial que se aplica a un producto importado de otro país. Las empresas que compran estos productos son las que se harían cargo de pagar este impuesto. Por ello, el importador podría decidir encarecer el precio de los productos, lo que supondría previsiblemente una pérdida de ventas, o directamente optar por otro producto más barato. 

Una vez entendido el concepto general de arancel, ¿por qué estos nuevos aranceles estadounidenses sobre productos españoles? El conflicto nace hace unos años, cuando Alemania, Francia, Reino Unido y España dieron ayudas ilegales a la compañía aérea Airbus perjudicando a su competencia norteamericana Boeing.

El gobierno estadounidense denunció esta situación frente a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Así, la OMC le dio la razón a EEUU y le permitió imponer aranceles por el valor equivalente al daño que sufrió la industria aeronáutica norteamericana, lo que es igual a 7.500 millones de dólares (6.900 millones de euros). Sólo las exportaciones estadounidenses de estos países son las que se verían afectadas.

Consecuencias en España

La propuesta arancelaria entraría en vigor a partir del próximo 18 de octubre. El Ministerio de Comercio español cifra el impacto de estas medidas en unas exportaciones valoradas en 1.000 millones de euros. Productos como el vino, el queso y el aceite de oliva andaluces son los que se verían afectados en las exportaciones estadounidenses de España. 

Al quedarse fuera otros países europeos, competidores directos de nuestros productos como en el caso de Italia o Grecia, el castigo sobre la competitividad es más que evidente. Además, estos aranceles se notarían más en Andalucía, ya que no solo es el principal productor de aceite de oliva nacional, si no que también se ven afectados otros productos como el jamón ibérico. 

El aceite de oliva, el gran perjudicado

El sector de la aceituna es el más afectado en nuestra comunidad. Pero este ya se vio dañado en 2017, cuando se optaron del mismo modo medidas proteccionistas por parte del gobierno de Estados Unidos. Las exportaciones estadounidenses de Andalucía no han tenido un camino fácil desde hace unos años hasta la actualidad.

Si en 2016 se vendían 330.000 toneladas de aceitunas al exterior, en 2017 estas ventas bajaban a 300.000 y al año siguiente a 290.000. Y la actualidad para el sector de la aceituna y el aceite de oliva no pinta nada bien con los nuevos aranceles del 25%. El salvavidas al que se agarra es la deficiencia en las cosechas de los países competidores como Grecia y Turquía. 

Sin embargo, este impuesto adicional es doble para nuestro país, ya que supondría dejar fuera del mercado al aceite de oliva español en beneficio de Italia, Grecia y Portugal. 

Desde LANDALUZ, Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía, nos preocupamos por la situación de los productos agroalimentarios andaluces. Las exportaciones estadounidenses son muy importantes para nuestro mercado y cualquier medida tomada en este sentido nos afecta. Apostamos por la calidad de los productos andaluces. Continuaremos apoyando a nuestras empresas andaluzas productoras de alimentos y deseamos que esta situación encuentre cambios beneficiosos para todas estas.

Sin comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.