Los Organismos de Control Autorizados (OCA) desempeñan un papel fundamental en la seguridad de la industria alimentaria, ya que son las entidades encargadas de verificar el cumplimiento –de carácter obligatorio– de las condiciones de seguridad de productos e instalaciones industriales, ya sea a través de actividades de certificación, ensayo, inspección o auditorías, logrando así prevenir y controlar los posibles riesgos para los usuarios derivados de la utilización de los mismos, garantizando así el buen funcionamiento de quipos y sistemas de la cadena alimentaria y ofreciendo una garantía a los consumidores.

¿Qué tipo de inspecciones reglamentarias en seguridad industrial se llevan a cabo en la industria alimentaria?

Las inspecciones reglamentarias que realiza un Organismo de Control Autorizado en la industria alimentaria abarca diferentes ámbitos.

  • Baja, Media y Alta tensión en líneas y transformadores: la normativa de seguridad industrial exige una inspección periódica obligatoria durante toda la vida de cualquier instalación eléctrica. En ella se examina el estado de la instalación y se certifica su buen estado de conservación. Gracias a ello se pueden detectar posibles deficiencias y anticiparse a los problemas que pueden producirse. En algunos tipos de sistemas, se ha de realizar una inspección inicial, mientras que en otros se lleva a cabo cada tres o cinco años.
  • Equipos a presión (compresores, calderas): que incluye tanto inspecciones visuales como pruebas de funcionamiento y realización obligatoria de END. La inspecciones son obligatorias cada 6 años.
  • Instalaciones frigoríficas: con el fin de verificar  las condiciones que deben cumplir las instalaciones frigoríficas para garantizar la seguridad de las personas y los bienes, así como la protección del medio ambiente. Dependiendo del tipo de instalación, la inspección ha de realizarse cada año, cada dos años, cada 5 o cada 10.
  • Sistemas de protección contra incendios: su objetivo es salvar vidas humanas, minimizar las pérdidas económicas producidas como consecuencia del fuego y conseguir que las actividades del edificio estén detenidas el mínimo tiempo posible por consecuencia del fuego. Dependiendo de su riesgo intrínseco, las inspecciones se harán cada dos, tres o cinco años.
  • Ascensores: que deben estar controlados para garantizar la seguridad de los usuarios. En edificios industriales estas inspecciones se deben llevar a cabo cada 2 años.
  • Almacenamiento de productos químicos: para evaluar la conformidad de las instalaciones industriales para dichos almacenamientos, con el fin de comprobar la seguridad y poder detectar posibles deficiencias que se pudieran producir. Se llevan a cabo inspecciones iniciales, revisiones anuales e inspecciones periódicas cada 5 años.
  • Vehículos de transporte de mercancías perecederas (ATP): con el fin de preservar la inocuidad y la aptitud del producto alimentario para el consumidor final. Se realiza una inspección Inicial, una primera inspección periódica a los 6 años; inspecciones periódicas posteriores cada 3 años; e inspecciones por reparación o modificación.

Inspecciones de metrología

Por último, pero no menos importante, los Organismo de Control llevan a cabo las inspecciones de metrología, con el de mantener todos los equipos de medida de la industria alimentaria adecuadamente calibrados.

Estos servicios incluyen la verificación metrológica de básculas, así como la de registradores de temperatura y termómetros.

INGEIN – Ingeniería de Gestión Industrial, S.L.Gourmedia.es

Sin comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.