Por primera vez, productores agroalimentarios, cadenas de distribución y empresas colaboradoras, se han unido en el Instituto de Estudios Cajasol para celebrar el I Congreso Agroalimentario de Andalucía, organizado por LANDALUZ, Asociación Empresarial Alimentaros de Andalucía.

La apertura del acto se realizó por parte de Álvaro Guillén, presidente de LANDALUZ, quien destacó que la industria agroalimentaria “es un sector económico clave para el buen desarrollo de nuestra comunidad autónoma y de nuestro país. En cifras de internacionalización, somos la primera región en volumen de exportación de toda España, lo que es una buena muestra de la salud de la que goza Andalucía y sus empresas”.

Por su parte, la directora de RSC y Medio Ambiente del Grupo Carrefour España, María Quintín, presentó la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa de la cadena de distribución afirmando que “hemos conseguido reducir una muy importante cantidad de desperdicios en los supermercados Carrefour gracias a todas las acciones que orientamos hacia la RSC”, a lo que añadió que “nos sentimos muy satisfechos de que poco a poco la sociedad le dé la importancia que se merece al medio ambiente”.

Por su parte, el propietario de Cañabota, Juan Luis Fernández, quiso aprovechar sus palabras para reclamar “una mayor unión y colaboración entre hosteleros y productores con el fin de ensalzar los alimentos andaluces, que son la despensa no sólo de las cocinas de nuestra región, si no de toda España”. Además, quiso destacar la importancia de apostar por la innovación sosteniendo que “debemos cocinar el territorio sin dar la espalda a la globalización, ensalzar el producto andaluz y unirlo con los infinitos sabores que nos ofrece la gastronomía”.

En último lugar durante la jornada de mañana, Abraham Mendívil, del Máster de Globalización y Negocios Internacionales del Instituto de Estudios Cajasol, quien puso el énfasis en la importancia “en mirar más allá de los canales tradicionales de comercialización, abriéndose a las nuevas plataformas de venta online que tienen una gran penetración en el mercado, gracias al cambio en el perfil del nuevo consumidor”.

La siguiente ponencia corrió a cargo de Rafael Jiménez, jurista de Fernández Palacios Abogados; Francisco Sanz, hacker ético y José Félix Romero, jefe del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional, realizaron un simulacro de hacking para subrayar la importancia de estar protegidos frente a delincuentes digitales “todos hemos sufrido hacking en algún momento aunque no seamos conscientes” “hay delincuentes que roban nuestros datos para utilizarlos y otros que pueden llegar a pedirte grandes cantidades de dinero para recuperarlos”.

El broche final corrió a cargo del polifacético coach Mago More, que animó a los asistentes a realizar pequeños y grandes cambios en sus empresas para lograr el éxito “nos excusamos continuamente y tenemos muchos ejemplos de empresas y personas que han sabido adaptarse y encontrar el éxito simplemente arriesgándose a realizar cambios”

Durante la según jornada, LANDALUZ celebró su Asamblea General de Socios en la que se entregó el “Distintivo LANDALUZ a la fidelidad” a las cuatro empresas fundadoras de la asociación: Ángel Camacho Alimentación, Inés Rosales, SADRYM y Sociedad Cooperativa Campo de Tejada, a las que agradeció su trabajo y colaboración con LANDALUZ durante más de 25 años.

Tras la Asamblea General, la asociación contó con la presencia de Rosa Ríos, directora general de industrias, que presentó el Plan Estratégico para la Agroindustria de Andalucía – Horizonte 2020 y concluyó que “el sector agroindustrial ha ayudado mucho a que la balanza comercial sea positiva”.

Este primer Congreso Agroalimentario de Andalucía contó como colaboradores con Deloitte, Montero Aramburu Abogados e Instituto de Estudios Cajasol.

Sin comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.