El presidente de LANDALUZ, Álvaro Guillén, ha expresado su satisfacción ante el buen balance cosechado por el sector agroalimentario andaluz durante el 2016, cuando por primera vez se superaron los 10.000 millones en ventas.

En declaraciones a Andalucía Capital de Onda Cero, presentado por Diego García Cabello, Guillén desgranó algunos de los argumentos que han llevado a Andalucía a multiplicar su prestigio en el sector: “Si en años de bonanza ha tenido crecimientos estables normales, en tiempos de crisis, se ha reinventando y ha sabido mantener esas cifras, y sobre todo ha sabido trasladar el foco a la exportación. La crisis ha ayudado para que la gente piense que estamos en un mercado global y por primera vez en la historia, hemos superado a Cataluña como la primera Comunidad Autónoma en la transformación del agro al producto final”.

Hoy en día Andalucía es responsable del 58% del superávit nacional en el sector agroalimentario, con 10800 millones de facturación y un saldo positivo de 6200 millones, con una tasa de cobertura del 254%, donde las exportaciones casi triplicaron a las importaciones. Para Guilén una de las claves fundamentales de este crecimiento es la “estabilidad” del sector. “El crecimiento viene por las exportaciones. Se da por hecha la calidad de los productos andaluces y las empresas se han puesto las pilas en el comercio internacional a nivel de marketing e introducción en nuevos mercados”, ha señalado.

Por tanto, cree que todos estos datos avalan el liderazgo de Andalucía en el sector: “Hoy somos todo un referente, no solo como marca Andalucía, sino como marca España en el exterior. Tenemos productos punteros en el mundo vitivinícola, en el aceite, en dulces, en el ibérico…”.

Respecto al futuro, el presidente de LANDALUZ augura muchas luces para el sector agroalimentario andaluz, ya que “hay grandes empresas andaluzas haciéndolo muy bien en el campo internacional”, Por ello, considera que “con este ritmo de crecimiento, los próximos años auguran un buen resultado en la balanza agroindustrial de nuestra comunidad”.

entrevista landaluz

No obstante, Álvaro Guillén ha hablado sobre los nuevos retos que marcarán el camino del sector durante los próximos años. Aunque “la crisis ha puesto las pilas y el ingenio para que las empresas acudan al exterior”, el ritmo de crecimiento es todavía “lento”. Por tanto, “los retos son competir con el resto de países que lo están haciendo muy bien. Los clásicos como Italia o Grecia y también otros como Turquía, Australia o China”.

El presidente de LANDALUZ entiende que, pese a lo complicado del panorama geopolítico, sigue habiendo “bastantes oportunidades para el mercado andaluz”, ya que “en estos tiempos revueltos, hay que estar atentos a todas las coyunturas para salir al mercado con una hoja de ruta bien delimitada”.

Debido a la buena valoración de los españoles en el exterior, Guillén ha reclamado la necesidad de “creernos lo que somos”, puesto que “España y Andalucía, en particular, tiene una gran materia prima, pero debe tener una mayor proyección al mercado internacional”. En este sentido, también ha destacado la “situación envidiable y el peso específico de España en la Unión Europea”, donde es “todo un referente en las negociaciones con Hispanoamérica”.

Ásimismo, Álvaro Guillén también ha valorado la buena salud de LANDALUZ, “una asociación netamente empresarial, donde los empresarios han apostado por el desarrollo de un sector estratégico como la agroindustria”, constituyéndose como “un exponente a nivel mundial”, en el que aglutinan al “70% de la agroindustria en Andalucía, con todas las provincias y sectores representados”.

+ Para más información, escucha la entrevista aquí.

Sin comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Share This