La consejera analiza con el presidente de Landaluz el impacto de los aranceles y medidas para impulsar la promoción como el instrumento financiero de 750M€

 

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha mostrado hoy el total apoyo del Gobierno de Juanma Moreno a la reivindicación del sector agrícola andaluz de obtener unos precios justos “que supongan una retribución digna al trabajo, esfuerzo e inversión del sector” y que sean acordes a los costes de producción, “porque solo así se puede garantizar el futuro de una actividad esencial para nuestra economía y empleo”.

Crespo, quien hoy se ha reunido con el presidente de la Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía -Landaluz-, Álvaro Guillén, para analizar el impacto de los aranceles y el inminente Brexit, ha incidido en la necesidad de que se intensifiquen los controles fronterizos sobre los productos importados de terceros países. A este respecto, la consejera ha reclamado inspecciones más exhaustivas “que eviten la competencia desleal de contingentes que pasan la frontera de la Unión Europea sin responder a las mismas exigencias de calidad y sostenibilidad a las impuestas a los productos comunitarios”.

La consejera ha vuelto a apuntar a una actualización de la Ley de Cadena Alimentaria que contemple, como ya se hace en Francia, los costes de producción, así como a una revisión del reglamento de la Organización Común de Mercado (OCM). “Tenemos que apoyar a nuestros agricultores y ganaderos en una reivindicación justa ante la bajada de precios, porque ellos son unos de los principales cimientos de la sociedad, del mundo rural y de la economía de Andalucía”, ha recalcado.

Uno de los objetivos de la reunión con el presidente de Landaluz, como asociación empresarial referente en la defensa de la agroindustria andaluza y en la apuesta por aportar valor a los productos de Andalucía dentro de la cadena agroalimentaria, ha sido trasladarle algunas de las medidas puestas en marcha por la Junta de respaldo al sector en estos tiempos de dificultad.  Así, Crespo ha destacado el instrumento financiero de 750 millones de euros al que puede acogerse el sector sin la obligación de aportar garantías, para la ejecución de inversiones o para destinarlo a la promoción con el objetivo de consolidar mercados ya existentes o abrir las puertas de nuevos destinos emergentes.

“Nos estamos jugando el futuro de Andalucía”

En este sentido, la consejera y el presidente de Landaluz han coincidido en subrayar la promoción de los productos andaluces como “un instrumento clave para hacer frente a aranceles injustos, crisis coyunturales y al inminente Brexit”. “Hay que fidelizar la presencia de productos de Andalucía en los países donde ya tenemos un volumen importante de ventas, pero al mismo tiempo tenemos que intensificar la conquista de nuevos mercados para ganar en fortaleza y competitividad”, ha insistido la consejera.

Por último, Crespo ha puesto el acento en el diálogo y la unidad de acción para ejercer una “defensa férrea y proactiva” del sector agrícola y agroalimentario andaluz ante la Unión Europea. “Nos estamos jugando el futuro de Andalucía”, ha concluido la consejera, quien ha reclamado al Ministerio “contundencia” para “poner fin a los vetos impuestos sobre los productos andaluces” y “exigir respeto al trabajo y esfuerzo de nuestros agricultores y productores”.

Sin comentarios

Comments are closed.