La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, confía en la “alianza” con la Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía para “otorgar un valor añadido a la marca Gusto del Sur”. La titular del ramo ha realizado estas declaraciones durante su participación en la XXI ‘Tribuna Landaluz’ organizada en la Hacienda de Quinto, de la localidad sevillana de Dos Hermanas.

El nuevo sello Gusto del Sur es una de las medidas adoptadas por la Junta de Andalucía para “seguir vendiendo la calidad de nuestra producción y nuestras grandes marcas”. La consejera ha explicado en este foro que Andalucía tiene que hacerse respetar porque es la mejor forma de “conseguir un precio justo para el agricultor, el empresario y el distribuidor”. En esta misión, ha aclarado ante los empresarios que es necesario “lanzar a los mercados que en nuestra tierra no solo se produce con calidad sino con sostenibilidad”.

Crespo ha recordado que los productores andaluces han realizado un “gran esfuerzo en la tecnificación y modernización” del sector para “ser más competitivos”, pero ha admitido que “los retos inmediatos se centran en la comercialización y en las amenazas que pueden frenarnos”.

“El primer objetivo es abrir nuevos mercados, levantar vetos como el ruso y pelear hasta la extenuación para que los aranceles sean historia de una vez por todas para nuestro país”, ha afirmado la consejera, que considera que no cabe la palabra “resignación”. Un mensaje que trasladará el próximo martes al ministro Luis Planas durante el Consejo Consultivo. “Debemos ser capaces de hacer una diplomacia proactiva para acabar con los bloqueos”, ha añadido.

Como potencia agroalimentaria nacional, y desde una posición de lealtad institucional, la comunidad andaluza demanda el blindaje de nuestros productores, defendiendo un modelo de agricultor cuyo trabajo está orientado a acudir a los mercados y que genera empleo. Así, Crespo ha recordado que la Unión Europea ha abordado el desarrollo de la Política Agraria Común (PAC) desde la visión medioambiental y la denominada arquitectura verde, parcela en la que Andalucía ha hecho los deberes. En cambio, ha abordado muy poco sobre las relaciones comerciales. Por ello, Andalucía reclamará una Organización Común de Mercados (OCM) que ofrezca más posibilidades y herramientas eficaces para abordar estas situaciones de crisis. “Es el momento de mirar hacia adelante y trabajar en el brexit”, ha señalado, recordando la necesidad de una revisión de los acuerdos con terceros países, la urgencia de una nueva Ley de Cadena Alimentaria, como ha hecho Francia, con la que el Gobierno central evite márgenes abusivos en la comercialización.

Como parte de la batería de medidas adoptadas por la propia Junta de Andalucía, la consejera ha recordado la puesta en marcha de un instrumento financiero con alrededor de 300 millones, que permitirá a los empresarios del sector obtener préstamos a interés cero y sin exigencia de garantía para intentar solventar las circunstancias de los mercados y los retos que tenemos en estos momentos.

 

 

Sin comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.