El presidente de COVAP, Ricardo Delgado Vizcaíno afirma que la Cooperativa y su masa social tienen un importante compromiso con la optimización de los recursos, la energía y los residuos Los ponentes destacan que urge una “revolución” para desterrar la mentalidad del “usar y tirar” y afrontar los retos que supondrá el crecimiento de la población mundial y la esc

asez de materias primas Pozoblanco, 15 de marzo de 2018 Los ponentes en las Jornadas Técnicas de Covap han destacado que la implantación de los criterios de la economía circular plantean un cambio de época, una “revolución” en el concepto de consumo porque la sociedad en conjunto tiene que desterrar la
mentalidad del “usar y tirar” para propiciar la máxima extensión del uso de los productos y de las materias primas. Con el título ‘La Economía Circular: Reducción, reutilización y reciclaje’, la XXV edición de las jornadas se ha centrado en la necesidad

de modificar los paradigmas actuales de forma transversal: consumidores, instituciones y en los distintos sectores productivos, entre los que encuentran en un lugar preferente la agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria. Distintos foros Europeos como la Cumbre de París de 2015, han puesto de manifiesto que debemos avanzar hacia el concepto de cero residuos si queremos hacer sostenibles los crecientes niveles de

consumo como los que ya se están apreciando y que irán a más en las próximas décadas. Una de las conclusiones que se han expuesto en el primer bloque de ponencias se ha centrado en que actualmente un 48% de los residuos que se generan en España van a vertedero y, por lo tanto, su nivel de aprovechamiento es ínfimo. La subdirectora
general de Residuos de

l Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Paloma López-Izquierdo Botín, ha afirmado que “no podemos permitirnos la situación actual porque las materias primas son cada vez más caras y escasas, sobre todo en Europa”. Esto nos obliga, según López-Izquierdo, a realizar un

esfuerzo muy grande porque “estamos muy lejos de los objetivos”. La representante del Mapama ha destacado que la clave es separar materiales, y han incidido especialmente en este concepto, que debe ser asumido por la sociedad de forma global. Paloma López-Izquierdo ha asegurado que en los próximos años se va a potenciar una “armonización en las normativas de las comunidades autónomas” para potenciar tasas de residuos iguales para evitar el denominado “turismo de residuos”, muy frecuente en industrias que sacan los restos de su actividad a otras regiones con la tasa más barata. “Aquí debe quedar claro que el contamina paga”, ha recalcado. La concienciación de los consumidores y la comunicación son fundamentales. En ello se han centrado tanto López-Izquierdo como María Rincón Liévana, Policy Officer Circular Economy de la Comisión Europea. Para Rincón, es imprescindible un consenso entre productores y consumidores porque es un beneficio desde distintos prismas: “Aprovechamiento máximo de los productos, reutilización de materias primas, generación de empleo sostenible, respeto al medio ambiente y freno al cambio climático”. Según María Rincón, es “muy importante” ayudar a los consumidores a elegir productos sostenibles y que haya mecanismos fiables para determinarlos. Esa conciencia debe extenderse además al sector público y a sus compras.

Sin comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.