Gourmedia

Para alcanzar el éxito empresarial, será indispensable llevar a cabo una estrategia comercial coherente en todas las áreas de trabajo.

El incremento de las ventas no es un trabajo sencillo, ni tampoco inmediato, pero la evolución del sector ha traído una heterogeneidad de acciones muy importante, que sitúa al marketing digital como uno de los factores que más influyen en el crecimiento de una empresa.

Por tanto, podemos deducir que la presencia en internet de nuestra empresa es una herramienta trascendental para aumentar el porcentaje de visitas y ventas, lo cual contribuirá a consolidar los objetivos económicos, así como a extender entre los potenciales consumidores una mejor imagen corporativa, dos finalidades íntimamente relacionadas entre sí, pues se alimentarán mutuamente.

El marketing online, es una herramienta base para todo cliente del sector agroalimentario que nos ofrece múltiples beneficios. Un diseño de página web acorde a nuestros objetivos y optimizada con las últimas tendencias será la clave para comenzar nuestra inmersión digital.

Posteriormente, será necesario desarrollar una estrategia de marketing online global que reúna acciones en redes sociales, publicidad online, posicionamiento natural en buscadores para aparecer los primeros cuando busquen en internet nuestros productos, posicionamiento SEM (pagado), newsletters y largo etcétera que dependerá de los objetivos y metas que nos planteemos en cada temporada.

Un camino sólido hacia el éxito

¿Quieres que te encuentren cuando te busquen en internet?

En este punto, la estrategia de posicionamiento SEO (Search Engine Optimización) será fundamental para optimizar la página web, haciéndola más atractiva y lo que es más importante, más accesible para el consumidor. Se trata de un proceso básico, consistente en realizar cambios en la estructura de la web que facilitarán un mejor posicionamiento en los buscadores, especialmente en Google, el rey de estas herramientas hoy imprescindibles para nuestra vida cotidiana.

Antes de comenzar a trabajar en este campo, será fundamental la realización de una auditoría que establezca con precisión cuáles son las necesidades de nuestro sitio web para identificar los principales errores cometidos en el diseño de página, además del estudio de la competencia, lo que nos permitirá elegir nuestras palabras clave.

Una vez realizado este trabajo, el marketing de contenidos, con las palabras clave como base y orientado a nuestro público objetivo, es una de las tareas más valoradas por Google para el posicionamiento. Por tanto, si trabajamos en esta estrategia de una manera duradera en el tiempo, seria y coherente, lograremos aparecer en lo más alto del buscador estrella, condicionando decisivamente las decisiones de compra por parte de un ‘target’ muy focalizado.

Paralelamente, Google Adwords también nos ofrece la posibilidad de situar nuestra página al inicio de la búsqueda mediante el SEM (Search Engine Marketing), una técnica idónea para realizar campañas publicitarias de lanzamiento de algún producto concreto, o para visibilizar nuestra página desde sus inicios. Funciona de una manera similar al SEO, puesto que se orienta según palabras clave, pero a diferencia de él, pagamos por cada clic que recibimos a nuestra web, aumentando de manera significativa las ventas directas.

Optimizar las redes sociales

Si el posicionamiento SEO es la herramienta básica del marketing online, las redes sociales son el complemento óptimo, el cual marcará la diferencia en nuestra estrategia, sirviéndonos de su trascendencia en las sociedades contemporáneas.

Una vez identificadas las redes más acordes al sector, establecer una estrategia de contenidos interesantes para el público objetivo será vital para mantener su atención y situarlo muy cerca del ámbito de la compra, con el sitio web como foco principal, ya que compartirás en ellas sus publicaciones más destacadas, lo cual a su vez, contribuirá a optimizar nuestro SEO del que anteriormente hablábamos.

Además, a través de las páginas de Facebook, una herramienta de lo más completa, podemos diseñar un espacio comercial donde los interesados podrán acceder directamente a la página de compra de nuestros productos, multiplicando así los canales de venta, por ejemplo. Asimismo, las redes sociales son otro excelente modo de diseñar campañas publicitarias a un bajo coste y con un excepcional rendimiento.

Y es que los Social Ads nos abren la posibilidad de segmentar el público, haciendo visible el anuncio a la comunidad deseada. La conversión en ventas será mucho más probable gracias a esta técnica de marketing, cuya aplicación es posible en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, Snapchat, Pinterest y LinkedIn, ofreciendo una capacidad de precisión nunca vista a la hora de orientar los contenidos al público.

Teniendo en cuenta todas estas herramientas, queda clara la importancia de la optimización de webs y redes sociales para fomentar el éxito comercial de las empresas del siglo XXI. La adaptación al entorno digital es un arma completamente esencial para orientar las estrategias comerciales y la diferenciación de la competencia. El presente es el marketing online.

ROMÁN ALBERCAroman alberca marketing online

Gourmedia

Sin comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.