Leanbest

Ahora que parece que las empresas están en una situación mas favorable, deben preparar su modelo para que la gestión sea efectiva y fácil de llevar a cabo, óptimo para afrontar un crecimiento.

Las empresas normalmente se gestionan a base de informes y reuniones que suelen ser poco efectivas, llevan aparejado mucho tiempo, y los problemas en realidad no se terminan de resolver.

Para gestionar bien nuestra empresa hacen falta tres cosas, información muy visual, un sistema de comunicación muy eficiente, y ganas para hacerlo.

Información muy visual. Se debe transformar el modo en que se visualiza la información. Tradicionalmente se analiza a través de informes que llevan a confusiones y se tiene que invertir tiempo en conocer lo que realmente ocurre. Se trata de poner todo de manera sencilla en indicadores base que estén al alcance del equipo directivo en parte, y otros a nivel no directivo.

Sistema de comunicación muy eficiente. La información debe fluir correctamente para que se pueda dar solución a los problemas habituales que se dan en nuestras empresas y que se estancan a diferentes niveles. Hay que enlazar bien el flujo desde los operarios hasta la dirección y al revés.

Ganas. La Dirección tiene que ver esto como necesario e invertir esfuerzo para que se implante en poco tiempo y se mantenga de manera indefinida.

A la hora de ponerlos en marcha lo difícil es provocar el cambio inicial hacia este nuevo modelo, y es aquí donde la dirección tiene que hacer más seguimiento y apoyar el cambio.

A los diferentes niveles de la organización se debe llevar la gestión, y a cada nivel deben otorgársele las herramientas adecuadas para poder hacer dicha gestión. Comité directivo, mandos intermedios, trabajadores operativos, etc. tienen que estar incluidos para una correcta gestión.

No es fácil gestionar, una empresa se compone de muchas áreas, ya sean empresas pequeñas, en las que las diferentes áreas recaen sobre pocas personas, o grandes empresas en las que las áreas están muy divididas y compartimentadas.

Hace poco nos encontrábamos con empresas que necesitaban reducir costes, ahora nos encontramos cada vez mas empresas que lo que necesitan es mejorar su gestión porque están volviendo a ventas y producciones adecuadas.

Las empresas del sector agroalimentario están viviendo buenos momentos y esa carga de trabajo hay que gestionarla correctamente para que la empresa no se vuelva en contra de sí misma y se pierda el control.

Esta falta de control es la que provoca en muchas ocasiones que empiece a gastarse más de lo que se debe, debido, por ejemplo, a falta de control real sobre las horas de personal, o se empiecen a provocar faltas con clientes que se podrían haber evitado.

La falta de control lleva aparejado pérdidas importantes tanto en imagen como económicas directas.
Empresas de LANDALUZ ya están probando en algunos niveles jerárquicos estos sistemas de control con los que tienen controladas las pérdidas de calidad, eficiencias en el entorno productivo, productividades… haciendo que se mejoren los ratios en desde el inicio de implantación.

MANUEL ÁNGEL SÁNCHEZ RAMÍREZ

Socio / Consultor LEAN BEST

Sin comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.